Decálogo de la salud


  1. Dale al cuerpo menos de lo que pide en alimentación, en sexo y en reposo en cama.
  2. Dale al cuerpo más de lo que pide en actividad, en trabajo y en ejercicio físico.
  3. Reduce en lo posible las grasas, carbohidratos, picantes, especias y sal.
  4. Toma más proteínas, pescados, agua y fibras alimentarias.
  5. Suprime el alcohol y el tabaco, y reduce el café y té.
  6. Someterse a una revisión médica periódicamente.
  7. Cultivar la mente aprendiendo cada día algo nuevo y repasando algo de lo ya sabido.
  8. Vive cada día sin prisa pero sin pausa, como si fuera el primero del resto de tu vida.
  9. Pasa los sesenta minutos de cada hora ocupado, pero no preocupado.
  10. Vivir la tercera edad como si fuera la tercera juventud.

    Estos diez mandamientos se pueden resumir en dos: mantener la mente ocupada y preservar la salud teniendo en cuenta que si el que cura tiene mérito el que evita la enfermedad lo tiene doblemente.