CONSEJOS PARA CUIDAR A UN ENFERMO DE ALZEHEIMER

La buena comunicación con el enfermo. Cuidar a un enfermo de alzehimer es muy diferente a cuidar de un enfermo normal. Es un enfermo que va perdiendo sus capacidades humanas y eso lo hace diferente a los demás.
El medio normal para comunicarnos con nuestro entorno son las palabras, pero un enfermo de esta naturaleza llega a perder el significado de las palabras y entonces tendremos que hacer mas uso de los gestos para mostrarle nuestro apoyo y nuestro cariño  
Mientras entienda la comunica verbal podemos podemos influir en ellos positiva o negativamente como en todas las personas. Los elementos que influyen negativamente en los enfermos de alzehimer son aquellos que le transmiten sensaciones negativas, tales como falta de seguridad, nerviosismo o falta de aprecio, y aquellas otras comunicaciones que él no puede entender bien a causa de su enfermad. Las comunicaciones con el enfermo deben ser cortas y precisas.  Tiene dificultad para entender aquellas  que tienen escasez o sobre dosis de información y las que contienen  palabras que no entiende.  El adornar la información con muchos detalles que él ya no es capaz de retener también le perjudica la buena comunicación.
Puesto que el enfermo llega a perder la capacidad de razonar no es de esperar muchos logros por este camino, pero siempre debemos halarle como lo hacemos con las personas normales. En los casos de obsesiones o delirios a veces es buena táctica intentar derivar el tema a otra cosa que pueda ser objeto de su interés, como por ejemplo haberle de sus hijos, de recuerdos de su niñez etc.
Otros hechos que pueden ser negativos en la comunicación son empezar la conversación con un no: no hagas eso, no se puede hacer eso etc. o dirigirse a ellos en forma imperativa: siéntate, ponte esto etc. Las formas de dirigirnos a ellos es muy importante: Yo creo que si te sientas para hacer eso estás mejor, o yo creo que estás  mejor que con esto que con eso. Le datamos diciendo lo mismo pero con palabras que las va a aceptar mejor. También es bueno que al proponerle algo para que elija le demos nuestra opinión para facilitarle la elección porque ellos han perdido la capacidad para tomar decisiones, pero es bueno que le demos la opción de elegir porque van a aceptar mejor lo que le proponemos.
Habilidades para la buena comunicación con el enfermo
La comunicación determina las relaciones y la convivencia en el domicilio. Una buena comunicación con la persona mayor dependiente promueve su autonomía, evita el aislamiento y contribuye a que se sienta bien y esté más tranquila.
. ~
Usted también se sentirá mejor comunicándose con ella y podrá mostrarle afecto.

Consejos generales sobre cómo tratar a la persona con alzheimer.
El primer consejo que yo daría es estar siempre en la piel del enfermo para poder entenderlo. La misma persona no es el mismo enfermo en la primera fase de la enfermedad que en la última.  Sus necesidades y sus sufrimientos son muy diferentes según la fase en que se encuentre. Para entender a una persona que sufre de alzheimer es preciso llegar a entender sus sufrimientos y tratar de paliarlos en la medida de nuestras fuerzas. Y esto no es fácil de entenderlo hasta que no se convive con ellos y se sufre con ellos.

               CONSEJOS PARA CUIDAR A UN ENFERMO DE ALZEHEIMER

La buena comunicación con el enfermo. Cuidar a un enfermo de alzehimer es muy diferente a cuidar de un enfermo normal. Es un enfermo que va perdiendo sus capacidades humanas y eso lo hace diferente a los demás.
El medio normal para comunicarnos con nuestro entorno son las palabras, pero un enfermo de esta naturaleza llega a perder el significado de las palabras y entonces tendremos que hacer mas uso de los gestos para mostrarle nuestro apoyo y nuestro cariño  
Mientras entienda la comunica verbal podemos podemos influir en ellos positiva o negativamente como en todas las personas. Los elementos que influyen negativamente en los enfermos de alzehimer son aquellos que le transmiten sensaciones negativas, tales como falta de seguridad, nerviosismo o falta de aprecio, y aquellas otras comunicaciones que él no puede entender bien a causa de su enfermad. Las comunicaciones con el enfermo deben ser cortas y precisas.  Tiene dificultad para entender aquellas  que tienen escasez o sobre dosis de información y las que contienen  palabras que no entiende.  El adornar la información con muchos detalles que él ya no es capaz de retener también le perjudica la buena comunicación.
Puesto que el enfermo llega a perder la capacidad de razonar no es de esperar muchos logros por este camino, pero siempre debemos halarle como lo hacemos con las personas normales. En los casos de obsesiones o delirios a veces es buena táctica intentar derivar el tema a otra cosa que pueda ser objeto de su interés, como por ejemplo haberle de sus hijos, de recuerdos de su niñez etc.
Otros hechos que pueden ser negativos en la comunicación son empezar la conversación con un no: no hagas eso, no se puede hacer eso etc. o dirigirse a ellos en forma imperativa: siéntate, ponte esto etc. Las formas de dirigirnos a ellos es muy importante: Yo creo que si te sientas para hacer eso estás mejor, o yo creo que estás  mejor que con esto que con eso. Le datamos diciendo lo mismo pero con palabras que las va a aceptar mejor. También es bueno que al proponerle algo para que elija le demos nuestra opinión para facilitarle la elección porque ellos han perdido la capacidad para tomar decisiones, pero es bueno que le demos la opción de elegir porque van a aceptar mejor lo que le proponemos.
Habilidades para la buena comunicación con el enfermo
La comunicación determina las relaciones y la convivencia en el domicilio. Una buena comunicación con la persona mayor dependiente promueve su autonomía, evita el aislamiento y contribuye a que se sienta bien y esté más tranquila.
. ~
Usted también se sentirá mejor comunicándose con ella y podrá mostrarle afecto.

Consejos generales sobre cómo tratar a la persona con alzheimer.
El primer consejo que yo daría es estar siempre en la piel del enfermo para poder entenderlo. La misma persona no es el mismo enfermo en la primera fase de la enfermedad que en la última.  Sus necesidades y sus sufrimientos son muy diferentes según la fase en que se encuentre. Para entender a una persona que sufre de alzheimer es preciso llegar a entender sus sufrimientos y tratar de paliarlos en la medida de nuestras fuerzas. Y esto no es fácil de entenderlo hasta que no se convive con ellos y se sufre con ellos.
Otros consejos
Siéntese cómodamente aliado o enfrente de la persona mayor, manteniendo siempre contacto con ella. Evite usted hablar si está enfadado, espere a estar más tranquilo.
Emplee frases cortas y sencillas. No le haga varias preguntas seguidas, dele tiempo a que responda
No siempre se comprende a la persona o las cosas a las que se refiere, evite las interpretaciones.
No permitas que tus gestos contradigan lo que estás diciendo.
Anímele a participar en la conversación y a dar sus opiniones.
Escúchele atentamente, muéstrele comprensión y transmítale seguridad.
Observe cómo se expresa, los gestos que hace o la actitud que tiene le ayudarán a conocer
cuáles son sus emociones y necesidades reales.
Acérquese y mantenga algún contacto físico con la persona mayor, cójale las manos, acaríciele, etc.
Busque temas de conversación que le interesen, comente la actualidad, o pídale que le cuente cosas de su pasado si todavía recuerda alguna, o háblele de su pasado y de sus hijos sin forzarle a que recuerde todo. Háblele como lo hace con cualquier adulto. Aunque la persona mayor tenga problemas de comprensión, nunca le trate como a un niño.
Adáptese en todo momento a los problemas sensoriales que pueda tener la persona dependiente. Asegúrese de que lleva puestas las gafas o el audífono si los usa.
_ ¿Cómo actuar en las situaciones difíciles? Es muy probable que en su trabajo se encuentre Vd. Con situaciones difíciles como casos de agresividad, delirios etc. Para estos casos puede ver los archivos siguientes: Agresividad, Alimentación , Alucinaciones, Ansiedad, Apatía, Delirio, Depresiones, y Trastorno del sueño.

Volver a pag. principal