VIDA ASCENDENTE DE SALAMANCA

     SUPLEMENTO MES DE NOVIEMBRE 2017

Quien busca a Dios lo encuentra y sabe que Dios existe. Quien vive como si Dios no existiera no  lo encuentra,  cree que no existe y sigue viviendo en error

 

                           
HABLEMOS DE CRISTO
Por Jesús Hernández Criado

Quién es Cristo. De Cristo se ha dicho de todo: Que era un profeta, que era Dios con apariencia de hombre, que era un hombre que hacía prodigios pero que no era Dios,  y hasta hubo algún tiempo en que muchos negaron  su existencia real diciendo que solo era un mito copiado de otras religiones, o que era alguien mitificado por los apóstoles. Finalmente los cristianos, y especialmente los católicos, creemos que es Dios y hombre. ¿Por qué creemos esto? Porque creemos que lo que narran los Evangelios es verdad y creemos esto porque estos escritos se vienen analizando durante 20 siglos por personas de distintos credos, religiosos y políticos, y nadie ha podido demostrar que lo que dicen los evangelios sea falso. Puede haber, las hay,  distintas interpretaciones sobre su contenido, y  puede haber, también las hay, distintas opiniones sobre la parcialidad o imparcialidad de sus autores, pero es universalmente aceptado que lo que dicen los Evangelios es creíble.
¿Por qué creemos los cristianos que Cristo es verdadero Dios y hombre?  Creemos esto fundamentalmente por dos razones.
Una: En el misterio de la Encarnación el ángel dijo a María: ”vas a concebir en tu seno y vas a dar a luz un hijo a quien pondrás por nombre Jesús. Será grande y será llamado Hijo del Altísimo” La Virgen pregunta “¿Cómo será esto puesto que no conozco varón?” El ángel le respondió: “El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra por eso el que ha de nacer será santo y será llamado Hijo de Dios” (Lucas1-29,35). Cristo es así hijo de mujer, y como tal es una persona humana como todo hijo de mujer, pero al mismo tiempo es también obra del Altísimo quien intervino con su sombra en su concepción. Jesucristo es desde su concepción hijo de Dios e hijo de mujer y por lo tanto es Dios y hombre.
Dos. Por otra parte tenemos los hechos de su vida pública.  Vivió como cualquier hombre, pero hacía cosas que no podemos hacer los hombres. Si hacia cosas propias de Dios y cosas propias de los hombreses porque era Dios y hombre.
Por qué creer en la resurrección de Cristo.  La resurrección de Cristo es la base de la fe de los cristianos. San Pablo dice en  1 Corintios, 15:4    “si Cristo no ha resucitado, vana es entonces nuestra predicación, y vana también vuestra fe”. Hay razones bien fundadas para creer que Cristo resucitó. Estas pueden ser algunas de ellas: 
1  El cambio que se produjo en los apóstoles.  Antes de la resurrección tenían miedo de salir a la calle.  Después anunciaban ante las mismísimas autoridades judías que el Cristo crucificado por ellos había resucitado. ¿De donde le venía aquella fuerza?.  

  1. Cristo no solo se le apareció a sus discípulos. San Pablo en su carta a los Corintios dice: “luego se apareció a más de quinientos hermanos a la vez, la mayoría de los cuales viven aún, pero algunos ya duermen (Corintios 1,15,6)
  2. El sepulcro estaba  vacío, y estaba custodiado por los soldados romanos, no por sus discípulos. ¿Dónde estaba el cuerpo de Cristo? ¿Cómo puede salir un muerto de un sepulcro sellado con una pesada losa?

4  Finalmente están los milagros que los discípulos hacían en nombre de Cristo  resucitado. Si la resurrección era una falsedad ¿cómo éstos podían hacer milagros en su nombre?
Misión de Cristo en la Tierra. Cristo vino fundamentalmente para redimirnos del pecado original, para revelarnos cosas respecto a Dios que nosotros no  podíamos averiguar por nuestros propios medios y para enseñarnos el camino de la salvación. Redención.- Con la redención Cristo nos ha dado  otra vez  la oportunidad de entrar en el cielo, oportunidad que perdimos  por el pecado de nuestros primeros padres. Su pasión y su muerte en cruz es el precio que él pagó para que Dios nos admitiera de nuevo en su compañía, pero para poder volver a entrar en el cielo  Cristo puso una condición: Que creyésemos en él : “El que crea se salvará, el que no crea se condenará” (Mc 16, 1-20).  El que crea y sea bautizado, se salvará; el que no crea, se condenará. (Mc 16, 15-20). Por no creer Adán y Eva a Dios cuando le dijo que serían expulsados del paraíso si comían del árbol prohibido perdimos todos el cielo, y por no creer nosotros a Cristo  podemos volver a perderlo nosotros la nueva oportunidad de entrar en el cielo.  
¿Qué hacer para poder entrar en cielo?: Esto dice Cristo: “Si quieres entrar  en la vida  guarda los mandamientos ¿Cuáles?, le preguntaron, y Jesús dijo: No adulterarás. No hurtarás. No dirás falso testimonio…  es decir, todos.  (Ver Mateo 19:16-22)
¿Y cuál es el mandamiento principal?, preguntó un fariseo, y él le dijo: «Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con todo tu ser.» Este mandamiento es el principal y primero. El segundo es semejante a él: «Amarás a tu prójimo como a ti mismo».” Según esto el mandamiento principal no es el amor al prójimo. Este mandamiento es muy importante y Dios así lo manda porque es bueno para nuestra convivencia  en la tierra, pero el primero y principal  es creer a Dios porque si no creemos en Él mal podemos amarlo ni respetarlo.

                         

Volver pagina preincipal