RUTA 4

Saliendo de la Plaza Mayor por la calle Prior cogemos la calle Bordadores y hacemos la ruta 4 donde veremos la  Casa de Unamuno, Casa de las Muertes, y la iglesia de la Verar Cruz. Volviendo a Crespo Rasco seguimos hasta la Casa de Santa Teresa Plaza de los Bandos, Plaza de la Libertad y vuelta a Plaza Mayor.

Escultura de Miguel de Unamuno

 

 

 

La casa donde vivio y murió Miguel de Unamuno esta en frente de esta estatuasuya

Miguel de Unamuno, (1864-1936) fue Rector durante varios años de la Universidad de Salamanca y filosofo de prestigio Universal. La casa es de estilo Barroco y hoy está convertida en museo de este Rector conteniendo parte de los enseres que él utilizó durante su vida. La vivienda era propiedad de la Universidad de Salamanca, y estaba destinada a Vivienda de los Rectores. De Unamuno, aparte de sus muchos escritos, es célebre la frase que dijo a los dirigentes de la Guerra Civil de 1936: Venceréis, pero no convenceréis.

 

 

 

 

 

 

Casa de las muertes

 Facha de la Casa de las Muertes  

 

Esta casa fue construida en los primeros años del siglo XVI por el Arzobispo don Alonso de Fonseca. La fachada de esta casa es uno de los primeros ejemplares del estilo plateresco, y está fastuosamente decorado. Los dinteles de la puerta y ventanas están ornamentados con finísimas labores que recuerdan las de la fachada de la Universidad, aunque más primorosamente ejecutadas. Todo el conjunto forma un bello tapiz muy grato de contemplar, sobre todo por la tarde cuando la fachada es herida por los rayos color oro del sol. Los artífices de esta maravilla fueron los mismos que labraron la fachada de la Universidad.
En torno al nombre de esta casa se han elaborado una serie de leyendas de dudosa credibilidad: Se dice que al iniciar la construcción se encontraron cuatro cadáveres en los cimientos, que se pensó serían los hermanos Manzano, decapitados por doña María la Brava. Otra leyenda asegura que en el sótano de esta casa una mano criminal dio muerte a la familia de un sacerdote. No falta quien dice que el origen del nombre está en unos cráneos, o muertes, labrados bajo las ventanas como motivo ornamental, y otra teoría no desdeñable es que heredara el nombre de la calle en la que se levanta, hoy calle Bordadores, y que en 1753 se llamaba Calle de las Muertes. Su nombre y su leyenda dieron lugar a que nadie quisiera vivir en ella, y estuvo mucho tiempo sin ningún uso. Perteneció primero a la familia Álava, después fue donada a la Iglesia, y en 1.805 pasó a propiedad pública en una subasta consecuencia de un Real Decreto que dispuso la venta de bienes de la Iglesia.

 

Iglesia de la Veracruz

A pocos pasos de la Casa de las Muertes está la Iglesia de la Veracruz. Aunque su portada es del siglo XVI, su construcción primitiva es mucho más antigua. A principios del siglo XV era sinagoga. Su nombre de Capilla de la Vera Cruz se debe a un milagro de San Vicente Ferrer. Cuentan que en 1411 se hallaba en Salamanca este Santo, quien ansiaba convertir a los judíos. Un día en que gran número de éstos se hallaban reunidos en esta Sinagoga entregados a sus prácticas religiosas, penetró en ella el santo con una imagen de Cristo Crucificado en las manos. Con su elocuencia persuasiva, y mostrando el cielo a los judíos, vieron éstos de pronto aparecer sobre ellos multitud de cruces blancas, y sobrecogidos por ese milagro, todos se convirtieron al cristianismo, y desde entonces, la sinagoga tomó el nombre de Iglesia de la Vera Cruz.
En su exterior presenta una portada del siglo XVI y una ventana churrigueresca que da a la calle Sorias, y en su interior se puede admirar una fastuosa y rica decoración barroca del arte de los Churrigueras. 
Esta Iglesia guarda pasos de Semana Santa de indudable valor pertenecientes a la Cofradía de la Veracruz, como son la Dolorosa de Felipe del Corral, talla de madera policromada, y la imagen del Cristo Yacente en un sepulcro acristalado. Esta cofradía de la Veracruz es la más antigua de las de Salamanca; ha cumplido ya más de quinientos años. En esta iglesia se organizan, y de aquí parten, varias procesiones de Semana Santa.


Casa de Santa Teresa de Jesús

Siguiendo por la calle de Crespo Rascón llegamos a la  Casa de Santa Teresa. Es el lugar donde vivió la Santa cuando llegó a Salamanca para fundar el Convento de San José de Carmelitas Descalzas.
En esta Casa también vivió la Madre Bonifacia Rodríguez de Castro, fundadora junto con el jesuita Francisco Butinyà de las Siervas de San José. Desde el año 1881 y hasta ahora, religiosas de la congregación viven en esta Casa.
Aunque la fachada del edificio es muy austera, con tan solo unos escudos heráldicos como adorno, el verdadero tesoro está en su interior, donde se muestran lugares y objetos de Santa Teresa y de la Madre Bonifacia, que fue canonizada en 2011 y es, por tanto, la primera santa salmantina.
Uno de los sitios más significativos es el Taller de la Madre Bonifacia, que fue uno de los pilares más importantes en los inicios de la congregación

 

 

Plaza de los Bandos

En esta plaza hay varios edificios históricos, entre otros la casa de Maria la Brava, Iglesia del Carmen, Palacio de Garcigrande y Bando de ERspaña en Salamanca

 

Casa de doña María “la Brava”

Doña María Rodríguez de Monroy ha pasado a la historia como “María la Brava”, nació en Plasencia y contrajo matrimonio con Enrique Enríquez de Sevilla, con el que se trasladó a vivir a Salamanca, a una casa que lleva su nombre y aún se conserva

Perteneciente al bando de Santo Tomé, pronto enviudó con dos hijos a su cargo: Luis y Pedro, conocidos como “Los Enríquez”, que en uno de los frecuentes enfrentamientos entre los bandos rivales, en este caso debido a una disputa surgida en un juego de pelota, fueron asesinados por los hermanos Manzano, pertenecientes al bando de San Benito.

Tras el incidente, y para evitar represalias, los Manzano huyeron a Portugal y doña María, que no se encontraba en Salamanca, regresó para enterrar a sus hijos. Ante la ausencia de varones en la familia que vengaran la muerte de sus hijos, doña María partió en busca de los asesinos, no sin antes difundir la falsa noticia de su retirada a tierras segovianas para llorar tan triste pérdida. Sin embargo, una vez fuera de la ciudad y tras asegurarse de que nadie seguía a su séquito, partió rumbo a Portugal donde consiguió localizar a los hermanos Manzano, a los que mató y decapitó trayendo sus cabezas a Salamanca para depositarlas sobre las tumbas de sus hijos en la Iglesia de Santo Tomé.

Otras versiones cuentan que en lugar de llevar las cabezas ante la tumba de sus hijos, hizo que las clavasen en la propia fachada de su casa. Este sangriento suceso hizo que fuera conocida con el sobrenombre de “La Brava”. Maria la Brava fue un personaje historio en la epoca de laso Bandos en Salamanca
la que en Portugal cortó las cabezas a los del bando de los benitinos que mataron a sus hijos. Es un bello y representativo ejemplar de las casas señoriales de la segunda mitad del siglo XV, con fachada gótica de la época.
La Plaza de los Bandos debe su nombre a que en ella estaba la Parroquia de Santo Tomé (hoy desaparecida) Estaba situada en el centro de la plaza y era la sede  del bando de los tomesinos, al cual pertenecía la familia de los Monroy (la  de Doña María la Brava).
En el lado Norte de la plaza está el Palacio de Garci Grande, actual sede de Caja Duero, y se cree que fue construido por el mismo que construyó el palacio de Rodríguez de Figueroa, que es el actual Casino. En el lado Este está el que fuera Banco de España en Salamanca, y en lado norte tenemos el Palacio de Solís, edificado en 1477, y que fue donde se celebró el matrimonio de Felipe II con María de Portugal el 15 de noviembre de 1543, y que fue durante muchos años sede de la Telefónica. Junto a él está el edificio que fue sede del Instituto Nacional de Previsión, y que ahora está previsto que sea el Archivo de la Memoria Histórica, y junto a éste está la que fuera Iglesia del Convento de San Elías de los Carmelitas descalzos, y que hoy es Parroquia de Nuestra Señora del Carmen. 

 

Iglesia del Carmen

 

En la foto vemos la fachada de la Iglesia de Parroquia del Carmen y la casa de Maria la Brava, separadas por una calle estrecha que se amplaia al llegar a la Plaza de la Liberdad. Esta Iglesia y la Plaza de la libertad forrmaban parte del colegio y huerta que tenian los Carmelitas descalzos en este lugar. Esto lo explicamos mas ampliamente al hablas de la Plaza de la Libertad.

 

 

 

Palacio de Garcigrande


Situado en la Plaza de los Bandos esquina con la calle Zamora nos encontramos con el Palacio de Garcigrande o Palacio Rosríguez Figueroa, de estilo renacentista-plateresco, construido en el s. XVI para los señores de Zataraín o Zaratán.
Su fachada presenta una escalinata sobre la que se erige la puerta principal, que es un gran arco triunfal enmarcado entre dos columnas platerescas que concentran la ornamentación del edificio coronadas por una cornisa que contiene en sus ángulos interiores dos medallones con un busto masculino y otro femenino vestidos lujosamente que son de representación alegórica.

Debe su nombre a haber sido pertenencia de los vizcondes de Garci-Grande, título nobiliario fundado en 1761.

El Ayuntamiento de Salamanca, en 1897, trató de comprar el edificio sin éxito, pero el quinto vizconde José María Espinosa y Villapecellín vendió el edifico en 1898 al banquero Florencio Rodríguez Vega y en 1960 lo compró la entidad que en la actualidad es Caja Duero. La Caja encargó la remodelación del edificio a Luis Gutiérrez Soto, quien estuvo asistido por Ricardo Pérez Rodríguez-Navas. Entre los elementos que se le añadieron destacan un mayor número de ventanas y el ático. El interior está completamente remodelado para las necesidades de Caja Duero. Del exterior se conserva la fachada.

Banco de España en Salamanca

Situado en la calle de Zamora, a la altura de la Plaza de los Bandos nos encontramos con el edificio que albergó la sede del Banco de España hasta la desaparición de nuestra peseta.

La delegación provincial del Banco de España comenzó a construirse en 1936 por el arquitecto Romualdo de Madariaga Céspedes que diseñó el cuerpo central rematado por 2 torreones y con un triple pórtico de granito como

entrada. Se cisntruyó en 1940. La fachada principal destaca al estar flanqueada por dos torres laterales rematadas por ventanas tripartitas. La parte central de la fachada es más austera y tiene una triple portada de acceso realizada en granito sobre la que se sitúa balcón de hierro que recorre todo el pórtico siendo el remate en la parte superior una galería formada ventanas de arcos de medio punto con un tejado ligeramente volado hacia la plaza de los Bandos. Es curioso que este edificio, tan bien estructurado y grande, fuese construido en un etapa de racionalismo en la arquitectura de la ciudad, pero probablemente se deba al deseo del arquitecto de realizar un edificio noble que representase a la institución que iba a acoger.

En la actualidad el Ministerio de Hacienda ha cedido este edificio a la Universidad para destinarlo a Centro Internacional del Español con la idea de promover el Español por todo el mundo,siendo la Junta de Castilla y Leon la encargada de su financiacion.

Plaza de la Libertad

Continuando por la calle Zamora hacia la Plaza Mayor nos encontramos con la Plaza de la Libertad. El nombre de Plaza se le puso en 1869 tras la revolución que derribó la monarquía de Isabel II. Esta plazuela fue la huerta del Convento de San Elías, de los Carmelitas Descalzos, y estaba unida a la Iglesia de la Parroquia del Carmen que tiene entrada por la Plaza de los Bandos. Lo que era huerta y colegio de los Carmelitas fue desposeído a dichos frailes cuando la ley de Mendizal en 1837, conocida también como Ley de desamortización eclesiástica, allí se construyó esta plaza.
En la parte Oeste tenemos las oficinas recaudatorias del Ayuntamiento. Por el Norte, en lo que hace esquina con la calle Espoz y Mina, vemos que limita con unos cafés que a su vez están construidos junto a la Iglesia del Carmen. Todo esto es junto con la Plaza de la Libertad es lo que formaba la huerta de los Carmelitas descalzos. Por la parte del naciente, en la calle Zamora,  nos encontramos con el Palacio de Figueroa, el actual Casino. que tiene su entrada principal por calle Toro .

 

Volver a pagina principal