ALGUNAS REFLEXIONES PARA FORTALECER  NUESTA FE

Para mantener firme nuestra fe nada mejor que vivirla en comunidad junto a otros, porque la fe vivida en soledad la perdemos fácilmente. En los tiempos que corremos necesitamos reforzarla  constantemente para estar actualizados sobre lo que se dice de ella, a favor o en contra, que todo nos es necesario conocer. Yo procuro fortalecerla reflexionando principalmente sobre estos puntos: Sobre lo que dicen las Escrituras, sobre la veracidad de las mismas, sobre lo que sabemos a cerca de la Tradición  religiosa,  sobre lo que dicen quienes viven la fe, y sobre mis propias experiencias,  que a mi edad ya no son pocas. Cuanto más leo y reflexiono sobre estas cosas más voy conociendo nuestras razones para creer, y  tanto más me voy convenciendo de que Cristo y la Iglesia andan muy cerca de la Verdad que nos es dada conocer sobre este misterio que nos envuelve, a creyente y no creyentes.
Punto 1.- Por qué creer que Dios existe. Los hombres siempre han creído que existe Alguien superior a nosotros, aunque ahora algunos se empeñen en negarlo. Se cuentan por cientos de miles los dioses que se han adorado  a través de la historia. Estos dioses han nacido de la imaginación de los hombres.  Abraham también adoró a esos dioses, hasta que un día un Dios desconocido, Yahveh, entró en relación con él. Abraham creyó a este Dios y empezó a obedecerlo. En veces sucesivas este mismo Dios volvió a manifestársele, y Abraham terminó abandonando a los demás dioses y adorando sólo a éste. Este Dios siguió manifestándose en multitud de ocasiones al Pueblo judío, y así hasta nuestros días. Es un Dios que no procede la imaginación de los hombres. Los hombres han venido creyendo  en Él por lo que  han visto.  Recordemos sólo algunas de sus actuaciones antes de Jesucristo: Las plagas de Egipto, el maná en el desierto,  Moisés haciendo brotar agua de la peña… Estas cosas  las hizo Dios a la vista de todo el pueblo de Israel, y por eso, porque todo el pueblo vio estas cosas,  todos creyeron,  y no por teorías filosóficas o científicas.  ¿Puede negarse la existencia de Alguien que hace cosas a la vista de todo un  pueblo?
Punto2.-¿Por qué creer que Jesucristo es el Hijo de Dios? Cualquiera que conozca la historia de Cristo tendrá que empezar reconociendo que, si es cierto lo que dicen los Evangelios, Cristo  tiene que ser    mucho más que un  hombre, porque ningún hombre ha sido capaz de hacer lo que Él hacía: curar enfermos  con solo su palabra, dar de comer a una gran muchedumbre con solo unos pocos panes y peces, y enseñar una doctrina que no ha sido superada por la de ningún otro hombre. Y para poner el sello final  tenemos su  muerte y su resurrección, con la venida de Espíritu Santo sobre los apóstoles, narrado todo esto por quienes vivieron estas cosas o se las oyeron a quienes las vivieron.  ¡Y  ellos dieron  la vida por afirmar que esto era cierto! Si todo esto es cierto ¿podrá negarse que un Dios más sabio y más poderoso que los hombres andaba con este hombre?
Punto 3.- ¿Podemos creer que lo que dicen la Escrituras es cierto?  No es fácil entender las Sagradas Escrituras, y mayormente las del Antiguo Testamento, sobre todo cuando se carece de alguna formación al respecto. Pero pocas cosas hay a las que se les haya prestado más atención que a investigar si son  creíbles o no estos textos. Yo he leído opiniones a favor y en contra.  Merece la pena prestar atención a lo que dicen, porque a todos nos interesa conocer la verdad sobre el más allá. Todos tenemos que morir, y todos nos vamos a encontrar con ese más allá, queramos o no. No puede sernos indiferente lo que pase después de la muerte.   Mi posición, después de lo que he leído, es que es creíble el mensaje de estos libros, aunque sus textos tengan cosas discutibles. A mí me convencen más los argumentos que exponen quienes sostienen que son creíbles que los que dicen que no lo son porque están manipuladas.   
Jesús Hernández Criado  

 

Volver a pagina prinicipal