RUTAS DE TURISMO POR SALAMANCA CIUDAD

 

RUTA   1  PLAZA  MAYOR

La Plaza Mayor de Salamanca está considerada como una de las 10 plazas más atractivas del mundo. Se caracteriza por su piedra dorada embellecida por los rayos del sol y por su decorado armonioso y proporcionado. Es el centro neurálgico de la ciudad, diciéndose de ella que es como el cuarto de estar de los salmantinos. Esta Plaza no es sólo un monumento del barroco español, sino también un emblema y punto de referencia de la ciudad: es un lugar de encuentro de los salmantinos, tanto para tomar un café en alguna de sus numerosas terrazas como para dar un paseo en compañía de los amigos.   Aquí confluyen arte e historia a partes iguales.

Vista aérea de la plaza


Esta fotografía aérea da la impresión de que la Plaza es un cuadrado perfecto. Esta es también la impresión que se percibe cuando se entra ella. Pero no es así. Es un cuadrilátero irregular porque ninguno de sus lados es igual. Si nos situamos debajo del reloj del Ayuntamiento dejando este a nuestra espalda tenemos que el Paño o Pabellon del Ayutamiento que queda a nuestras espaldas, mide 82,60 metros; el Pabellón Real, es el que tenemos a nuestra izquierda, mide  80,60 metros; el Pabellón de San Martín, el que tenemos de frente, mide 75,60 metros y el de Petrineros o de Postas es que queda a nuestra derecha mide 81,60 metros.  Haciendo un cálculo aproximado de su superficie, sin contar los soportales, es de 6.400 m cuadrados, más o menos el tamaño de un campo de fútbol mediano.

Breve historia de su construcción uso de la Plaza

 

 

La plaza empezó a construirse entre 1719 y 1733, y se terminó en el siglo XVII. Se construyó en primer lugar el lado del Este, (Pabellón Real); después el lado sur (Pabellón de San Martín), marchando las obras hasta aquí con extraordinaria rapidez porque los terrenos eran propiedad del Ayuntamiento, pero luego se estancaron durante cerca unos 20 años en el Pabellon de Petrineros porque los propietarios particulares se resistían a ceder sus casas para la construcción de la plaza. Las obras de los dos pabellones primeros, (el pabellón Real y el de San Martín) fueron dirigidas por los Churriguera, y las de los dos pabellones restantes por Andrés García de Quiñónez
En la Guía turística de Salamanca de Francisco de Bizagorena, se describe así la construcción de la plaza. 
“Esta plaza, la más bella de España y una de las más hermosas de Europa, es un maravilloso monumento típicamente español, en el que el arte barroco alcanzó expresiones difícilmente superadas. Fue erigida en parte del solar que ocupó la antigua plaza del Mercado de San Martín. Su construcción se acordó en 1710, estando en la ciudad el rey Felipe V que premió con esta merced la fidelidad de Salamanca a su causa durante la Guerra de Sucesión. No obstante, la construcción no comenzó hasta el 10 de Marzo de 1729, como reza en la inscripción que se encuentra debajo del busto de Felipe, y terminó, según consta documentalmente en 1755 sin hacer la espadaña (las dos torres) del Ayuntamiento proyectadas por García de Quiñónez”.
Estas torres siguen sin hacerse hasta la fecha, y parece que nadie piensa en hacerlas.

PABELLONES DE LA PLAZA

Pabellón real

Este pabellón fue el primero que se hizo. Se conoce como pabellón de los Reyes o pabellón real porque en sus medallones están esculpidos los Reyes de España desde Alfonso XI hasta Fernando VII. Felipe V está repetido tres veces, una vez por haber regalado la plaza a Salamanca, y dos veces porque reinó en dos etapas sucesivas.  La foto de la izquierda muestra el llamado balcón real, que está en el centro de este paño. Como puede observarse  está coronado por una espadaña, y en el balcón hay una placa. Este balcón estaba reservado a los reyes y a las autoridades cuando presidian los  espectáculos que se celebraban en la plaza La placa es de pizarra y tiene siguiente inscripción:
REYNANDO PHELIPE V EL ANIMOSO LA M.N. Y M.L. CIUDAD DE SALAMANCA EMPEZÓ ESTA OBRA A 10 DE MAYO DEL AÑO 1729, SIENDO CORREGIDOR EL SEÑOR D. RODRIGO CAVALLERO Y LLANES, YNTENDENTE GENERAL DE CASTILLA, POR SUS DIPUTADOS LOS SEÑORES D. JUAN DE BARRIENTOS Y SOLÍS, D. FRANCISCO HONORATO Y SAN MIGUEL, D. JOSEPH DEL CASTILLO, CONDE DE FRANCOS, D. JUAN GUTIÉRREZ Y D. FRANCISCO DE SORIA, Y SE CONCLUYERON LAS DOCE CASAS DE ESTA LÍNEA LLAMADA PAVELLÓN REAL EL DÍA 3 DE MARZO AÑO DE 1733. SOLI DEO HONOR ET GLORIA

Es de observar que en esta placa consta la fecha cuándo se empezaron y cuándo se acabaron las obras de este pabellón, pero no cuando se acabaron las obras de la plaza.
Si seguimos analizando la foto veremos que debajo del balcón se observa el remate de un arco. Es el arco del toro llamado así porque por este arco entraba el toro a la plaza para ser toreado. La salida, una vez estoqueado y muerto, se hacía por el lado opuesto por uno de los pasajes que unen la plaza con la calle Espoz y Mina. A la trasera del arco del toro podemos observar la figura de un toro para recordar que era por aquí por donde entraban los toros a la plaza para ser lidiados.  

Otras curiosidades de este pabellón:

El medallón de Franco

El medallón de Franco ha estado expuesto en este pabellón ochenta años. Fue colocado sobre el doble pilar que se construyó para cerrar las paredes de la plaza al terminar las obras. Es el único pilar doble que hay en toda la plaza, y soporta el arco que da acceso a la plaza por calle Toro y el que da acceso subiendo las escalerillas de Pinto.   Este medallón ha sufrido siempre las iras de la izquierda salmantina, habiendo sido manchado varias veces con botes de pintura. De tanto rasparlo para quitarle la pintura su rostro ha quedado un tanto desfigurado. Finalmente los partidos de la izquierda han conseguido que sea retirado amparándose en la Ley de la Memoria (o desmemoria) Histórica. El busto de Franco no fue esculpido en ningún medallón de la Plaza, sino en un bloque monolítica de piedra de Villamayor, y una vez esculpido el busto se incrustó el bloque entero justo en un hueco hecho en el doble pilar que se hizo al cerrar las paredes de la plaza.

En la cara vista del bloque se esculpió el busto de Franco como puede observarse en la foto, y por la parte de atrás se dejó un saliente en forma de espión para incrustarlo en la pared con el fin de que aguantase el peso del bloque de piedra. Para colocarlo en la pared se quitaron algunas piedras y se abrió en ella un nicho. En este nicho se incrustó el espigón del bloque de piedra y se sujetó todo el bloque a la pared.
El bloque entero pesa unos cuatrocientos o quinientos kilos y tiene un grosor entre 20 y 25 centímetros.  Al día de hoy (8 de Marzo de 2017) se está a la espera de que la Junta de Castilla y León apruebe el proyecto presentado para ser retirado el bloque de piedra sin dañar la pared.

Pabellón de San Martín.


El Pabellón que tenemos enfrente es el pabellón Sur o de San Martín llamado así por estar adosado a la Iglesia que lleva ese nombre. En este pabellón se han esculpido los bustos de  grandes capitanes, adelantados y héroes nacionales. Los medallones de
este pabellón y del pabellón real  ya están todos ocupados

Pabellón de Petrineros


El Pabellón de nuestra derecha, pabellón Oeste, es conocido también como Petrineros o de postas, llamado así porque aquí esperaban las diligencias para recoger el correo y salir a distribuirlo. La casa de correos en aquella época estaba también en este pabellón. En los medallones de este pabellón tenemos relevantes personajes de España que han tenido relación con Salamanca, tales como Cervantes, Santa Teresa de Jesus, Francisco de Vitoria, Antonio Nebrija, Julián Sánchez el Charro, etc.

Medallon de Godoy

 

Entre las curiosidades de este pabellón podemos destacar el medallón de Godoy, que es el primero por la izquierda de este pabellón. Se ve perfectamente antes de salir por Prior mirando hacia la izquierda. Veremos que aquí no hay ningún busto esculpido.  Este medallón contenía el busto del noble español Manuel Godoy,  político que fue primer ministros de Carlo IV, acusado más tarde de entregar España a Napoleón. Cuando cayó en desgracia los estudiantes salmantinos apedrearon este medallón y obligaron al Gobernador Marques de Zayas a picarlo para que desapareciera el busto de Godo de los medallones de la Plaza.

Pabellón del Ayuntamiento

De este pabellón cabe señalar dos curiosidades, a saber, el Cerramiento de las paredes de la Plaza y el remate de su espadaña.

Cerramiento de la Plaza. Como queda dicho la plaza empezó a construirse por este Pabellón Real y terminó con el cerramiento del pabellón del Ayuntamiento en este mismo sitio, pero ¡oh, sorpresa!, las medidas no encajaban, porque García de Quiñones las había alterado al hacer los Pabellones de petrineros y Ayuntamiento. ¿Cómo arreglaron esto? Haciendo doble la pilastra sobre la que descansa el arco que da acceso a la plaza entrando por calle Toro y el que da acceso a la Plaza subiendo por las escaleras de Pinto ¿Y qué pasó con el cierre de las paredes en la parte trasera del arco? Que tampoco encajaban las piedras. Bajando por las escaleras de Pinto puede observarse como el cierre de estas paredes parece como una cremallera descolocada

Remate del pabellón del Ayuntamiento. Otra curiosidad notable es que este pabellón está sin rematar según el proyecto inicial. El proyecto era rematarlo con dos torres encima del Ayuntamiento, una a cada lado donde hoy lucen unas estatuas. Estas torres nunca llegaron a construirse y parece que nadie piensa en construirlas. Fíjense en la diferencia que hay entre la maqueta original y el remate actual. Las torres de la maqueta han sido sustituidas por las estatuas.

                                
Maqueta original               Remate actual

Toros en la plaza mayor de Salamanca


El Diccionario Geográfico Universal de 1833 decía esto de nuestra Plaza Mayor: “Esta plaza hace un maravilloso efecto cuando está iluminada por tener estancia de balcones a un mismo nivel y cada balcón igual número de luces. Es también digna de verse cuando hay función de toros, pues entre tendidos y balcones se colocan de 16 a 20.000 personas, siendo el producto de los tendidos de 70 a 80.000 reales”. Los toros entraban en la Plaza por el arco del toro, (el que situado debajo del balcón real).
Hoy ya no se dan corridas de toros en esta plaza, aunque el 15 de Julio de 1972 se dio una corrida nocturna televisada por Mundovisión a beneficio de Cruz Roja, y en 1992 se dio otra durante la Feria Universal Ganadera.

Cambios que se han hecho en esta plaza

Desde que se terminó la plaza en el año 1755 ha sufrido muchos cambios hasta llegar a verla completamente libre como hoy la vemos. En 1784 se efectúa el primer enrollado del pavimento y se pone la primera iluminación. En 1806 se embaldosan los soportales y se pone un sumidero en el centro. En el año 1852 se acaba de poner la espadaña quedando rematada la plaza arquitectónicamente y en ese mismo año se inaugura el reloj. Hasta 1869 la plaza permanece completamente lisa y con un farol central, en ese año se pone la primera fuente con los primeros jardines. En 1870 aparece con un bosque de acacias con faroles alrededor de los jardines y urinarios de ladrillo en las esquinas de los jardines. En 1884 se instalan las farolas de los arcos –de gas- y cuatro candelabros con cuatro faroles cada uno y unos evacuatorios de hierro. En 1893 se pone el primer templete de música que durara hasta 1930. En 1905 se abre el Café Novelty uno de los establecimientos más antiguos de la plaza (aquí podemos ver a Torrente Ballester tomando café en su mesa habitual, inmortalizado en el busto hecho ad hoc). También la farmacia de Urbina es otro de los establecimientos más antiguos en esta Plaza. En 1920 se arrancan los árboles y en 1930 se quitan los candelabros y el templete y se instalan 8 nuevas farolas.

En 1921 se renuevan las escalerillas del Ochavo que unen la Plaza mayor con la Plaza de Poeta Iglesias y se quita un despacho de pan que existía en el centro de ellas en un pequeño sótano. En ese mismo año de 1921 se quitan también las escalerillas que existían entre la plaza del Corrillo y la Plaza Mayor. Al rebajar el piso para igualar ambas plazas aparecieron huesos, probablemente de enterramientos de la vecina iglesia de San Martín.
En 1925 hubo un fuego en la casa de Postas o de Correos, que estaba hacia la mitad de la acera de Petrineros . (En 1940 se suprimen todos los letreros de los balcones y se unifican las persianas. En 1954 se  enlosa toda la plaza, desaparecen las farolas y los jardines y se retiran los arcos voltaicos que se habían puesto en 1903. En 1955 se renueva la crestería de San Martín.
Si observan las fotografías de la historia de la plaza mayor en fotos que acompañamos verán que hasta 1891 había bancos laterales en la plaza. En la foto de 1827 están en semicírculo y en la de 1930 ya no hay bancos. ¿Qué ha pasado con ellos? Estos bancos de piedra con respaldo de hierro fueron distribuidos por las plazas de Colon, de la Libertad y de los Bandos. 

 

 

Escalerillas del ochavo

 

Para ver la historia de la Plaza en fotos puedes hacer clic aquí . plaza mayor en fotos

 

Comentario final
En esta plaza se centra la vida de la ciudad no ocurriendo acto ni ceremonia de interés local que no se celebre en su maravilloso recinto. Resulta interesante destacar el uso que de esta plaza se hecho como punto de reunión de sus habitantes, siendo celebres en su día los paseos diarios de las seis de la tarde y el de las ocho de la noche. El primero duraba de seis a ocho y era el paseo de los soldados y de las chicas de servir; el paseo de las ocho duraba hasta las diez y era el de los estudiantes y de los empleados que salían del trabajo. Tanto un paseo como el otro se hacía bajo los soportales de la plaza  y se hacía dando vueltas los chicos en una dirección y las chicas en la dirección contraria facilitando así el encuentro de unos con otros.

Diferencias entre la plaza de Madrid y la de Salamanca


La plaza de Salamanca tiene cierto parecido con la de Madrid. La de Madrid es más grande, tiene 125 metros de largo por 95 de ancha, pero lo que le da más prestancia a la plaza de Salamanca no es su tamaño, si no el sabor de la vida que en ella se desarrolla.

Volver a pagina principal