TRASTORNOS DEL SUEÑO

Los trastornos del sueño son muy frecuentes en los enfermos con enfermedad de Alzheimer.
En ocasiones las personas con demencia duermen durante el día, lo que influye en la menor necesidad de sueño nocturno. También puede suceder que estén poco activas durante el día y lleguen poco cansadas a la cama.
Muchas veces al trastorno del sueño se une a la desorientación general del enfermo, y particularmente a la desorientación en el tiempo, provocando situaciones complejas. Se despiertan sin tener conciencia de la hora o del lugar en que se hallan.
Las alteraciones del sueño pueden adquirir distintas formas. Muchos enfermos están intranquilos nerviosos, se despiertan frecuentemente, quieren ir al lavabo, se desorientan y se pierden en casa. Pueden levantarse y vestirse con el objetivo de ir a trabajar o hacer alguna cosa en particular (cocinar o ir a pagar un recibo, por ejemplo). En ocasiones se duermen fácilmente pero se despiertan muy temprano.
Recomendaciones

Empeoramiento al anochecer. Fenómeno de Sundown
Los enfermos con demencia frecuentemente empeoran al anochecer. Este fenómeno recibe el nombre de sundown.

La causa del empeoramiento al anochecer no es bien conocida, aunque se cree que aspectos como la disminución de la luz (que podría afectar a la capacidad de ver con claridad) y el exceso de actividad en la casa a esas horas (lo que aumentaría la confusión y desorientación), pueden ser la causa de su aparición.

Así pues, ambos cambios en el entorno del enfermo podrían provocar desorientación dar lugar a reacciones catastróficas y a empeoramiento.

También puede influir el que el cuidador está más fatigado y transmitir estímulos negativos al enfermo.
Recomendaciones

Volver a pagina principal