CRONICA 25 AÑOS EN SALAMANCA

                    VIDA ASCENDENTE,  25 AÑOS SIRVIENDO A LOS MAYORES DE SALAMANCA


               
Vida Ascendente celebra sus bodas de plata con misa y comida, como mandan los cánones.  La misa estuvo presida por nuestro Consiliario diocesano Don Fernando García, concelebrada con  varios consiliarios de grupo que nos acompañaron en tan fausto día. A todos ellos agradecemos muy vivamente su presencia porque necesitamos su ayuda, y más en estos tiempos de cambio en los que Vida Ascendente quiere seguir siendo instrumento útil a los mayores de hoy y apoyo firme a la Iglesia y a la sociedad.
Atrás quedan aquellos primeros  hermanos nuestros que trabajaron con ahínco para poner en marcha V.A. en Salamanca: El Obispo Don Mauro, Don José Sánchez Vaquero, Tomás Hernández Bueno , Marcelo Fernández Nieto, Pepe Deblas  secretario y creador de nuestros boletines, Juan Criado y un largo etc. Ellos hicieron posible que   esta obra  haya podido llegar hasta nosotros.
Atrás quedan también las tertulias mañaneras en el club de jubilados de la Caja de Ahorros animadas, entre otros, por Don Tomás Amores (sacerdote), Alfonso Corrionero, (incansable colaborador de V.A.),  Don Atilano L. Rivas (el cirujano) y el poeta y comentarista en la radio Lorenzo Tapia.  
¿Y qué decir de las charlas mensuales  que durante varios años se celebraron en los salones de los salesianos a instancias de Juan Criado, y de  Isabel Gloria, nuestros Presidente, y siempre bajo la atenta vigilancia  del que era nuestro Consiliario D. Rafael Blanco Morales?
Y para terminar no podemos menos de mencionar la época más gloriosa de Vida Ascendente en nuestra diócesis, aquella en la que juntamente con AJUMA –Asociación de Jubilados y Mayores – organizábamos excursiones culturales,  con comida gratis, y en las que se llenaban tres y cuatro autobuses; también organizábamos con AJUMA conferencias que llenaban los salones,  y  en las que tuvimos el placer de escuchar a catedráticos de  Universidad como  el Psicólogo clínico Don Manuel Pellitero,  a Don Juan Antonio González y González  especialista en medicina interna y geriatría, o al exrector de la Universidad Pontificia Don José Manuel Sánchez  Caro. 
Todo eso ha quedado atrás, y esos tiempos no volverán. Hemos dejado atrás una cultura donde practicar la religión cristiana era algo bueno,  y hemos pasado a otra donde practicar religión está mal visto porque la Iglesia y la religión son consideradas  cosas obsoletas,  superadas  por la ciencia y los nuevos conocimientos. Nuestro reto hoy es formarnos para hacer frente a este falso cientificismo que invade la sociedad y que aleja a tanta gente de nuestras iglesias,  y  que engendra  tantas dudas en el hombre de hoy sobre su destino eterno. Animamos a los mayores de 55 años que deseen trabajar por una sociedad mejor, por el bien de la Iglesia y de la sociedad, y por el suyo propio,  que se unan  a nosotros  en este apasionante empeño de formar cristianos capaces de poner freno a tanta incultura religiosa como invade a esta nueva sociedad que  toca vivir a nuestros hijos y a nuestros nietos.
Jesús Hernández Criado

Volver a pagina principal