LA IGLESIA VISTA POR  LOS CATÓLICOS 

  No descubrimos ningún secreto si decimos que hay muchos católicos que tienen un mal concepto de la Iglesia. De todos es conocida la frase “los curas me han quitado la fe”. Son muchos los que se dicen católicos y nunca han entendido lo qué es la Iglesia,  y  aún habiendo asistido durante años a los actos de culto católico siguen confundiendo al cura y a los Obispos con la Iglesia.  No son pocos tampoco los que ven a la Iglesia como negocio de los curas, ni los que piden que la iglesia se organice siguiendo las formas modernas de las sociedades civiles. Ignoran éstos que en la sociedad civil los representantes los elegimos para que defiendan nuestros intereses. En la Iglesia los elegidos no son para que nos representen a nosotros, son para que representen y defiendan la Ley de Dios y velen por la pureza de su doctrina, y  parece congruente que estos representantes los  nombre quien representa la Ley de Dios y no las mayorías del pueblo. 

Para tener un concepto mas cabal de los que es la Iglesia Católica, recomendamos leer en la sección de religión  de esta misma web el punto que lleva por  titulo “La Iglesia vista por el Papa Benedicto XVI”, o si lo prefieres, mejor que leas todo el libro Luz del mundo escrito por el periodista Peter Seewald

¿Qué es la Iglesia Católica para un católico? Podríamos decir que es la reunión de individuos en comunión (común unión) con Cristo bajo la dirección del Papa. Aquellos que no están comunión con Cristo, (que no aceptan su doctrina)  o que no admiten las normas del Papa no pueden considerarse católicos, aunque asistan a muchos cultos de la Iglesia católica. El distintivo del católicos no esta en asistir a muchos cultos, esta en estar en comunión con Cristo y con el Papa. Creyendo  en Cristo y no aceptando  las normas del Papa se puede ser buen cristiano (los protestantes son cristianos) pero no es estar dentro de la Iglesia católica. No se puede ir por ahí diciendo: “yo soy católico y creo en Jesucristo, pero no acepto lo que dicen los curas, los obispos o el Papa”. Esto es una incongruencia, porque ser católico es aceptar lo que dicen los curas, los Obispos y el Papa cuando hablan de religión ajustándose al Evangelio según la interpretación aprobada por el Papa.

Cuando hablamos aquí de cómo vemos la Iglesia católica los católicos, me refiero a los católicos que confiesan aceptar las normas de la Iglesia Catolica, y excluyo a esos que se dicen católicos no practicantes, o poco practicantes, y que no aceptan las normas que rigen en la Iglesia católica.

 Los católicos así entendidos  creemos que la Iglesia Católica está compuesta por tres tipos de personas: Una que es Cristo como conductor espiritual, que aunque no lo vemos sentimos sus efectos. Luego está la jerarquía  eclesiástica que cuida de su  organización y de que no se corrompa la doctrina de Cristo, y por último está el pueblo en general compuesto por todos los fieles. Cristo, jerarquía y pueblo, los tres,  formamos la Iglesia total. Jerarquía y pueblo  solos, sólo somos una parte de la Iglesia total, la más visible en la tierra, pero no la más decisiva en la marcha de Iglesia, como lo prueba el hecho de que a pesar de todos nuestros errores y pecados, y a pesar de ser atacada  desde siempre la Iglesia , sigue manteniéndose a través de los siglos. 

Muchos piensan que la Iglesia engaña y  explota a sus fieles, y que los lleva por mal camino.  Esto mismo dijeron los judíos cultos y cumplidores de la Ley, que Cristo engañaba al pueblo de Israel y lo lleva  por mal camino, pero  desde entonces, y de esto hace más de dos mil años,  sigue habiendo cristianos que en virtud de nuestra razón y de nuestras  experiencias personales, y por la gracia de Dios,  seguimos creyendo que Cristo vino a enseñarnos la Verdad,  que esa verdad está contenida en los evangelios, y que el Papa es el garantes de dicha verdad en la tierra por voluntad de Cristo.

Conocemos y admitimos  muchas de las faltas, errores y pecados de los que se acusa a la Iglesia, (a los que componemos la Iglesia),  e igualmente conocemos los beneficios que dicha  Iglesia ha reportado  a los hombres y a la sociedad a través de los siglos, y creemos, como otros muchos, que  sus virtudes  superan  con creces  a sus errores.

Cuentan que  Jacques Maritain cuando él y su esposa  descubrieron a Cristo decidieron pasarse a la Iglesia Católica, pero que esta Iglesia les repugnaba. Estábamos indecisos, dice, hasta que nos dimos cuenta de que si hubiéramos encontrado una perla valiosa dentro de un estercolero no hubiéramos dudado en meternos dentro para cogerla. 

¿Es la Iglesia un estercolero con una perla valiosa  dentro de ella?  La Iglesia está formada por santos y pecadores, buenos y malos, y muchos de los que estamos en ella hemos encontrado esa perla  valiosa de la habla  Maritain, que es la gracia y el amor  de Cristo, y quienes la hemos descubierto la estimamos más cualquier otra cosa de este mundo.  Pero esta perla es muy difícil (o imposible) descubrirla desde fuera, y aún estando dentro no es fácil conseguirlo.

Por encontrar razonable la doctrina de la Iglesia, y por conocer la gran ayuda que supone el seguimiento de la Iglesia para encontrar la verdad y seguirla  es por lo que permanecemos fieles a esta Iglesia  que hoy tantos critican, muchos de ellos sin conocerla porque nunca ha vivido desde dentro la auténticamente  fe, la que Jesucristo enseña, que es la lleva dentro esa valiosa perla.

Volver pagina principal

Volver a temas de religion